Ejercicios Kegel

Ejercicios Kegel

Estos ejercicios son muy fáciles de hacer, no hace falta comprar ningún equipo ni aparato especial y se pueden realizar discretamente en cualquier lugar, incluso en presencia de otras personas. Acompañados de una buena rutina pueden resultar sumamente beneficiosos.


Qué son los ejercicios de Kegel?

Estos ejercicios fueron inventados por el doctor Arnold Kegel en 1940, originalmente para mujeres para fortalecer la zona pélvica tras el parto, pero luego se descubrió que tambien sirve para mejorar la salud del pene. Ejercicios Kegel pueden mejorar el ángulo de erección, calidad y dureza de la erección, darte orgasmos más intensos y curar incontinencia urinaria. 

Cómo hacer Kegels

Cuando orinas, contrae los músculos para detener el flujo de orina sin usar las manos. Esos son los músculos del piso pélvico y los que tienes que fortalecer a través de los ejercicios Kegel!

Kegel

4 simples pasos

  1. Contraer el músculo
  2. Sostener
  3. Relajarse
  4. Repetir

Para hacer tu primer Ejercicio de Kegel, siéntate con las piernas separadas, pon tus manos sobre las rodillas y luego inclina la parte superior de tu cuerpo un poco hacia adelante, procurando mantener la espalda derecha. A continuación, contrae tu Músculo Pubocoxígeo con fuerza, idealmente lo más fuerte que puedas, procurando no dañarte ni llegar al dolor. Intenta mantener la contracción durante un momento, y luego relaja tu MP.


Recomendación:

No hagas solamente los ejercicios Kegel, combínalos con otros ejercicios para el pene como Jelqing y la Hidrobomba. Recuerda, con Kegels no vas a lograr agrandar el pene pero si fortalecer la erección y hasta los orgasmos. Si además haces ejercicios con la hidrobomba Bathmate y los de Jelqing, vas a tener un pene más grande y a la vez tener los beneficios de una mejor erección!   


Todos los beneficios:

  • Eliminación de la incontinencia urinaria
  • Solución definitiva para la eyaculación precoz e impotencia sexual
  • Erecciones más fuertes y duraderas
  • Mayor facilidad para obtener una erección
  • No más impotencia sexual
  • Orgasmos de mayor intensidad y duración
  • Mayor ángulo de erección
  • Mantención de una próstata saludable
  • Control del momento exacto de la eyaculación
  • Fortalecimiento general del aparato genital
  • Aumento del flujo sanguíneo en el pene
  • Mayor confianza en la intimidad
  • Eventualmente, podrás llegar a ser un hombre multiorgásmico!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *